ARTÍCULOS | Experiencia analítica
Del objeto a al síntoma y el semblante
por Silvia Elena Tendlarz

Cada Congreso de la Asociación Mundial del Psicoanálisis tiene su secreto: en la antesala de su cierre todos esperan expectantes el título que los convocará durante los dos años subsiguientes en un trabajo colectivo. Cuando el velo se levanta, súbitamente se descubre que el resultado estuvo siempre al alcance de la mano.

Durante el último Congreso Jacques-Alain Miller puso en evidencia en forma clara y sencilla su lógica: tríadas que competen a la enseñanza, a la práctica, a la práctica actualizada y, finalmente, la vuelta sobre la enseñanza de Lacan. La serie se arma como piezas de construcción bajo la égida de una transferencia de trabajo a partir de las Escuelas, pero fundamentalmente hacia el psicoanálisis.

Los últimos dos Congresos marcaron una topología de pasaje que va del Uno (Nombre-del-Padre) a los otros (objeto a) como así también, como lo señala Miller, su reverso del objeto a en singular a los Nombres del Padre en plural. La propuesta para el Congreso del año 2010 enfatiza la semblantización que concierne tanto al objeto a como al Nombre-del-Padre; tanto uno como el otro se vuelven un semblante en la última enseñanza de Lacan. Se introduce así un nuevo desafío que consiste en examinar el binomio del síntoma y el semblante uno junto al otro, marcando sus tensiones, sus similitudes y diferencias desde la perspectiva de la semblantización generalizada de los conceptos fundamentales del psicoanálisis.

El Congreso de 2008 marca un hito asociativo. Su Aufhebung cambia sus vestiduras pero mantiene los principios éticos que palpitan en su seno. Dado que la AMP es una Asociación Internacional que se rige a partir del derecho francés, Éric Laurent, Delegado general de la AMP, propuso en su discurso de candidatura la modificación de los estatutos teniendo en consideración la reglamentación vigente del sistema de "Utilidad pública" actualmente vigente en la École de la Cause freudienne. De la votación resultó la metamorfosis de la AMP conducida ahora por el Presidente de la Asociación. A su vez, un Código Deontológico fue presentado y discutido en la Asamblea de la AMP de modo tal que las cuestiones éticas encuentren su lugar en nuestra comunidad.

El presente número de Opçao Lacaniana expresa este intenso momento institucional que intenta encontrar respuestas frente a las exigencias incesantes de nuestra contemporaneidad. Los matices del diálogo con los poderes públicos determina la búsqueda de una posición frente a las reglamentaciones propias de los requerimientos crecientes del Estado. La inserción del psicoanálisis en la ciudad determina y orienta el trabajo de los dispositivos de los CPCT en las distintas ciudades. Pero el psicoanálisis incluye otras vetas que se expresan en la ciencia, en el arte y en la política. Estos rubros son retomados en este número a través de los paneles que tuvieron lugar durante el Congreso. Una de las particularidades del discurso analítico se manifiesta en el panel oportunamente dedicado a la lectura del algoritmo de la transferencia a partir del objeto a, de modo tal que el objeto desarticulado entre en el lazo que comporta este discurso y pueda temperar al goce.

Los finales de análisis y experiencias del pase, testimoniados por los AE recientemente nominados y otros en ejercicio, acuden a nuestro encuentro añadiendo un plus de saber.

Y, para concluir, el principio del número se vincula con su final entramando así un encaminamiento del síntoma. ¿La felicidad del síntoma se contrapone a las desventuras del partenaire-síntoma o acaso son su expresión? ¿Cómo se declina el partenaire-síntoma como "medio de goce" en nuestro tiempo?

"Estamos hechos de la madera de nuestros síntomas", concluye Jacques-Alain Miller en su exposición en el teatro Coliseo de Buenos Aires parafraseando a Borges que recordaba cómo estamos hechos de la madera de nuestros sueños. Pero más exactamente, "podemos ser el síntoma de otro o de otros" y nos confronta al desafío de elaborar un saber de cómo nuestros cuerpos se disponen con respecto a los otros según sus síntomas a partir del semblante.

La variedad de soluciones pragmáticas frente al uso del objeto a diversifica la clínica contemporánea y multiplica los estilos de goce y las suplencias operativas. De ello da cuenta los trabajos con los que concluye este volumen en tanto que muestran cómo de la operación analítica se desprende un nuevo uso del objeto. ¿Se asegura así la felicidad?

Cuando la medida de la felicidad intenta objetivarse científicamente, sobre todo sobre bases económicas o cuantificables a través de protocolos o estadísticas, algo siempre se hurta y escapa como en el tonel de Diógenes. Éric Laurent señala que le índice de felicidad corresponde a políticas específicas que van de la homogeneización a partir de ideales comunitarios hasta el empuje al consumo. Pero el sentido se fuga y se descubre en anamorfosis su misterio.

La posición de goce nunca corresponde a un "para todos", siempre es única y comporta cierto grado de inercia frente a los ideales sociales. En ese sentido, la felicidad de cada uno tropieza con el goce de los otros y confronta al sujeto con su desamparo frente al imperativo de "ser feliz".

Publicado en Opçao Lacaniana, Brasil, 2008.