COLECCIÓN DIVA
Lo real y el sentido
Jacques-Alain Miller

COMPRAR ONLINE

COMPRAR EN La Nave de los locos Libros

Presentación del libro
En el transcurso de su enseñanza Lacan se fue ocupando cada vez más de la relación entre lo real y el sentido, o más precisamente cómo a través del sentido se logra aprehender lo real para hacer algo con él, y qué estatuto darle al resto de esta operación.

Los textos incluidos en este libro constituyen una selección de clases dictadas por Jacques-Alain Miller en su curso anual de "Orientación lacaniana". Durante los últimos años, Miller se ha ocupado cada vez más de dilucidar y transmitir la posición de Lacan relativa a esta cuestión y cómo es planteada en la última parte de su enseñanza. El curso Los signos del goce (1986-87) inicia de alguna manera este recorrido que persiste hasta el último curso dictado por Miller que se titula El desencanto del psicoanálisis (2001-2002).

Las clases elegidas para formar parte de este libro pertenecen a los cursos Donc (1993-1994), La fuga del sentido (1994-95), y El lugar y el lazo (2000-2001).

El primer texto, "La fuga del sentido" –que pertenece a la última clase del curso del mismo nombre– fue elegido como apertura por su tratamiento particular de lo real del sentido. A partir de la afirmación de que "el sentido del sentido es el goce", Miller indica que el sentido es un objeto perdido, metonímico, que se nos escapa. El sentido se nos escapa como de un barril, por lo que "la fuga del sentido es un real", es lo real del lenguaje.

"La doctrina de la cura analítica", séptima clase del curso Donc, aborda el pasaje de la teoría pura que establece la distinción entre alineación y separación, a una teoría de la práctica, una doctrina de la cura, en la que prevalece la distinción entre alineación y verdad. Esta última formalización de Lacan permite captar los distintos estados del sujeto durante la cura. El punto de desembocadura de este recorrido es el examen de lo que Lacan llama "el engaño del inconsciente" ligado a la suposición de saber. "El inconsciente mismo es una mentira verídica, dice Miller, y que, al engañar, dice la verdad".

El tercer texto, "La ex–sistencia", formada por dos clases de El lugar y el lazo, brinda una explicación clara y sistemática del concepto de "ex–sistencia" utilizado por Lacan que nombra la posición de lo real correlativa a la inexistencia del Otro. A partir de este concepto Lacan sostiene que lo real está excluido del sentido y es conducido a plantear al propio inconsciente como ex–sistente. Se produce así un pasaje de la suposición a la ex–sistencia. Esto lo conduce a Miller a examinar de una manera rigurosa cómo Lacan al final de su enseñanza no reserva más lo real para el más allá de las identificaciones y del atravesamiento del fantasma, sino opera con las tres dimensiones –imaginario, simbólico y real– incluyéndolas de entrada en su arquitectura nodal.

El último artículo de este volumen se denomina "La última enseñanza de Lacan" y retoma otras dos clases del curso El lugar y el lazo. Como su nombre lo indica, Miller se ocupa a lo largo de todo este texto de examinar los conceptos que utiliza Lacan en la última parte de su enseñanza. Encontramos un examen de conceptos tales como sentido-gozado o sinthome, y cómo repercute su introducción en la práctica analítica. La definición de lo real a partir de la exclusión del sentido lleva a que el inconsciente no sea ya un saber no sabido y que lo defina en términos de "una equivocación": "hay inconsciente cuando hay error, cuando la conciencia se equivoca y antes de que se le de sentido", dice Miller. Muestra así que el inconsciente se sitúa en el nivel de lo real fuera del sentido. Al dar un sentido el sujeto se engaña. La práctica analítica se aleja entonces de la producción de sentido. Y esto tiene como consecuencia, dice Miller, "que la lógica sea menos determinante en el psicoanálisis que la poesía", en tanto que ella se basa en un juego sobre el sentido doble del significante y violenta el uso común de la lengua.

El esfuerzo de Lacan fue el de introducir un simbólico en lo real para poder operar con lo real a partir de lo simbólico. Miller examina esta problemática para indicar cómo a través del artificio simbólico del sujeto supuesto saber, definido en El desencanto del psicoanálisis como "la mentira estructural de la experiencia", se llega a aislar este simbólico incluido en lo real denominado por Lacan como "mentira", esta vez, en lo real.

El recorrido de este libro sigue esta propuesta de trabajo y propone ejes estructurales que orientan la práctica analítica.

Silvia Elena Tendlarz